Andares de un proyecto

La importancia del inicio del proyecto

Publicado el Julio 14th, 2011 en Inicio, Alcance, Comunicaciones por admin

kickoff-meeting.jpgYo fungía como líder de proyectos de sistemas en una empresa mexicana con un portafolio de proyectos extenso. Los proyectos eran para automatizar diferentes aspectos de las áreas de finanzas, cobranza, recursos humanos, servicio a clientes, etc.

En una ocasión el director de ventas me llamó diciendo que estaba por enviarme un email con datos sobre un proyecto que necesitaba que empezáramos cuanto antes. Le dije que lo esperaría y tan pronto como colgamos el teléfono llegó el correo.

Un poco después tome los datos que este director me había enviado y lo capturé en la base de datos de proyectos y en mi revisión semanal con el gerente de desarrollo le mencioné que habíamos recibido una nueva requisición y que necesitábamos priorizarla. Después de algunos comentarios al respecto mi jefe dijo que se comunicaría con el director para discutir prioridades y que después me comentaría como procederíamos con ese requerimiento.

Las especificaciones

El director había sido muy específico en sus requerimientos, mismos que definió a través de su gerente de ventas de la zona norte, así que el documento (por email) tenía especificados muchos detalles hasta con dibujos de pantalla (mock-ups o screen-shots). Al final del correo tenía una estimación de lo que ellos pensaban que debería tomar el desarrollo de ese proyecto. La estimación tenía mucho sentido, dado que el trasfondo de aquellos individuos, el director y el gerente, era de gente de Tecnología de Información.

El pre-análisis

Nosotros no empezamos a desarrollar el proyecto de inmediato, sino que fuimos terminando algunos otros pendientes y de vez en cuando nos reuníamos con ellos para ir esbozando los requerimientos y conociendo las necesidades para decidir acerca de la tecnología a usar.

Cuando los miembros del equipo se liberaron por completo, entonces nos dedicamos un poco más a juntarnos con los gerentes y supervisores para entender y levantar formalmente los requerimientos y después de una semana de hacer esto, el director preguntó si ya íbamos a acabar. El esperaba ver más de la mitad de los entregables implementados a esas alturas.

Cuando le dijimos que apenas estábamos terminando de documentar el análisis el director se incomodó y escaló el problema con mi jefe y con el jefe de mi jefe. Ellos le preguntaron que si había un email o documento en el que yo me comprometía para llevar ese avance en esa fecha, pero el mostró el primer email que me había enviado y mi respuesta allí decía que íbamos a empezar el proyecto tan pronto como revisáramos las prioridades del departamento y asignáramos los recursos. Adicionalmente le daba el número de folio de su requisición que ya había sido dada de alta en el sistema para control de proyectos. De tal manera que no tenía ningún compromiso documentado de mi parte, sólo tenía un par de correos y evidencia de algunas reuniones con otro personal, sin embargo, para el, eso era suficiente como para considerar el proyecto iniciado.

¿Por qué es importante un arranque formal del proyecto?

Un director ha llegado hasta allí por saber tomar decisiones con poca información o por haber desarrollado esa capacidad, el problema es que ellos esperan lo mismo de los que interactúan con ellos. Cuando un director da una orden, normalmente espera que se ejecute de inmediato y espera revisar métricas del desempeño de inmediato.

Hay directores expertos en Project Management, pero no estoy hablando de ellos ahora, ellos seguramente entenderán lo que se requiere para iniciar, planear, ejecutar, controlar y cerrar un proyecto. Yo hablo de aquellos que no tienen dicha preparación, para ellos es necesario un “trato especial”.

Comunicación

Es necesario comunicar cada estado en el que se encuentra el proyecto. Que el director tenga o no tenga experiencia en proyecto o que su estilo sea pedir y esperar de inmediato que todos se pongan a trabajar no es un defecto, es sólo una forma de trabajar. Es responsabilidad del líder de proyectos el comunicar en que etapa del análisis, diseño, desarrollo o control se encuentra el proyecto. Incluso si el proyecto se encuentra en una fase tan temprana como lo es su inicio, es necesario que lo comuniquemos.

El verdadero inicio del proyecto

El PMI® menciona en el PMBOK® que el inicio del proyecto nunca se tiene puntualmente definido en una sola fecha. Esto se refiere a que un proyecto puede nacer en un elevador mientras dos personas platican, por ejemplo, que “sería bueno que implementáramos un control de ventas más eficiente”. Más adelante, tomando este mismo ejemplo, estas dos personas podrían reunirse para comentar un poco más sobre ese asunto. Posteriormente podrían existir algunos correos yendo y viniendo acerca del mismo tema. Y de esta forma podría haber muchas otras comunicaciones que dieran lugar, por ejemplo, a un sistema de información que derivara de aquella iniciativa y que ese sistema de información fuera administrado como un proyecto. De tal forma que tiene sentido lo que el PMI® menciona cuando dice que un proyecto en ocasiones no tiene muy clara su fecha de inicio.

Para el equipo del proyecto, este debería “nacer” en el momento en el que se los involucra en el mismo. Cuando hay una estructura o cadena de mando aquella persona que es contactada para hacerse cargo del proyecto es la responsable de comunicar su progreso o delegar esta función a quien se hará cargo del mismo. Si bien el proceso de aprobación del proyecto o de revisión del portafolio y priorización de proyectos pudiera tomar algo de tiempo, es responsabilidad de la oficina de proyectos o del Líder del Proyecto el comunicar el estatus actual.

El problema

En muchas organizaciones no se tiene una Oficina de Proyectos que administre el portafolio, pero en cambio se tiene una gerencia que administra las operaciones y asigna responsables a los diferentes proyectos de acuerdo a diversos criterios como lo son línea de negocios, cargas de trabajo, etc. De tal forma que en algunas organizaciones nos encontramos con varios líderes de proyectos dependiendo de un gerente quien les asigna el trabajo y estos, hasta cierto punto, administran su propio portafolio que comúnmente consta de 10, 20 ó 30 proyectos que están esperando por prioridad y recursos para ser desarrollados.
La vida del líder de proyectos es agitada: preparar reuniones, asignar recursos, conseguir esos recursos, lidiar con ausencias de personal, ajustar el cronograma, monitorear el registro de riesgos, dar seguimiento a la lista de problemas (issue register), etc. Son algunas de las actividades que pueden mantener el día de un líder de proyectos totalmente ocupado.

Sin embargo, si se encuentra en la necesidad de administrar un subconjunto del portafolio de proyectos de la compañía o del departamento, es necesario que agende periódicamente un tiempo para la revisión de ese portafolio de proyectos que tiene asignado y que comunique el estado actual de los proyectos a los patrocinadores correspondientes.

Saca la cabeza del lodo

Un buen amigo mío y mi jefe en aquel entonces solía decirme “necesitas sacar la cabeza del lodo y respirar”. Efectivamente, para vivir necesitamos respirar. La respiración, que traducido a nuestra profesión representa los tiempos de evaluación, introspección, descanso, planeación  y liderazgo, proporciona a la vida de un líder de proyecto la perspectiva necesaria para resolver los problemas creativamente y también proporciona el tiempo necesario para comunicar los avances de los proyectos, aún cuando éstos no hayan iniciado todavía.

El fin de la historia

El proyecto de aquel departamento de ventas fue iniciado más adelante, después de haber aclarado y comunicado una serie de expectativas a sus patrocinadores.
Dimos un inicio formal al proyecto con la conducción de una reunión de kick-off a la que invitamos a los patrocinadores y a nuestro gerente, así como a los usuarios y nuestro equipo de proyecto. Las actividades que ya habíamos hecho las llamamos pre-análisis y esta etapa la definimos como necesaria para familiarizarnos con la idea que íbamos a transformar en un producto.

Ese fue el inicio real del proyecto desde nuestra perspectiva. Aún cuando el director de ventas pensaba que ya íbamos tarde, nosotros nos esmeramos en comunicar los progresos del proyecto y al final y después de algunas actualizaciones naturales del cronograma el proyecto terminó dando a luz un producto utilizable para ese departamento.

Conclusión

El inicio del proyecto muchas veces es impreciso, pero consideraremos que el proyecto inicia desde el momento en que somos asignados a él.

El líder de proyecto es responsable de la comunicación de un proyecto aún cuando no haya sido iniciado formalmente.

Iniciar formalmente el proyecto es importante, reduce incertidumbre, establece expectativas y le comunica al cliente o usuario que a partir de ese momento empezarán los esfuerzos por parte del equipo (no antes).

Hay que reservar tiempo a la semana para actividades de liderazgo. Este tipo de actividades ocasionalmente son momentos de preparación, reflexión, convivencia con el equipo, comunicación y replanteamiento de lo que se está viviendo en el proyecto.

Por Fernando Valdez

 
© LiderDeProyecto.com - Todos los derechos reservados. "PMI" y el logo de PMI son marcas registras en los EUA y en otros países; "PMP" y el logo PMP son marcas registradas de certificación; PMBOK® es una marca registrada en los EUA y en otros países. CMMI® es una marca registrada en los EUA y en otros países por el Carnegie Mellon® Software Engineering Institute. UML® y OMG® son marcas registradas en los EUA y en otros países por el Object Management Group. Microsoft® es una marca registrada en los EUA y en otros países; Microsoft Office, Microsoft Excel y Microsoft Project son productos propiedad de Microsoft Corp. Enterprise Architect es un producto propiedad de Sparx Systems, Australia. RUP® es una marca registrada en los EUA y en otros países por IBM Corp.