Andares de un proyecto

La necesidad del PM de involucrarse en el conocimiento del negocio

Publicado el Febrero 28th, 2013 en General por admin

business_men_low_blanc.jpgMi perfil siempre ha sido técnico, muy en específico, en el campo del desarrollo de sistemas. He pertenecido a equipos de trabajo como desarrollador de pantallas, diseñador de bases de datos, implementador, tester, líder de proyectos, etc. Los equipos a los que he pertenecido han sido de dos, tres o cuatro integrantes y últimamente he participado en proyectos enormes de más de 35 personas simultáneamente, todos en el ámbito del desarrollo de aplicaciones de software para pequeñas, medianas y grandes empresas, nacionales e internacionales.

Sin embargo, a pesar de esta experiencia, nada se puede comparar a la que tuve hace algunos meses cuando un amigo mío me invitó a colaborar en un proyecto para la construcción de un museo de arte. Como nos conocíamos bien y el sabía de mi experiencia en administración de proyectos, me habló y me pidió que le apoyara en la construcción de una propuesta para presentarla a un reconocido artista mexicano, quien tenía la intención de dar a conocer su obra e inmortalizarla  ya que estaba llegando al ocaso de sus días.

El proyecto me entusiasmó y tuve varias platicas con mi amigo y con el artista a fin de entender la visión que tenían del proyecto. En mi más simplista perspectiva pensé que se trataba de ensamblar un pequeño grupo de profesionales que incluyera un arquitecto y algunos otros especialistas en el área del arte para que pudieran apoyar en el acomodo de las piezas. Sin embargo mi visión no solo era simplista sino miope, ya que desconocía el mundo que está detrás del arte y mucho más detrás de la creación del museo.

Quiero ahondar más sobre este proyecto, pero lo haré en un post subsecuente, lo que quiero enfatizar hoy es la necesidad que tenemos los líderes de proyecto de involucrarnos en el conocimiento del negocio al que pertenece el proyecto que vamos a administrar.

Un PM tiene que familiarizarse con el medio que lo rodea, el ambiente de proyecto, la gente y el estilo propio de su profesión hasta naturalizarse de esa profesión, para poder entender lo que es realmente importante para los clientes y usuarios y, en última instancia, defender los intereses de estos. Primero necesitamos llegar a dominar el negocio como un verdadero experto y en un tiempo record, después vendrá la aplicación de los conocimientos de administración de proyectos.

Allá por 1986, cuando empecé a aprender el lenguaje de programación BASIC, el libro que estaba utilizando recomendaba que antes de hacer cualquier programa de computo, tendría que conocer todo acerca del negocio. Cuando estaba a punto de graduarme de ingeniería en sistemas, un profesor que nos enseñaba Bases de Datos nos comentó que cuando nos graduáramos la única especialidad que tendríamos sería en análisis de datos, programación y, si acaso, estadística, pero que todas estas herramientas no servirían de nada si no hubiera un negocio en el cual aplicarlas.

Casi cualquier institución académica va a centrar sus esfuerzos en prepararnos para el uso y aplicación de herramientas: una certificación en administración de proyectos no es la excepción.

business_intelligence-low-blanc.jpgCuando entré a trabajar en la industria bancaria desconocía todo acerca de bancos, pero fue la experiencia que me transmitirían mis compañeros y mi jefa las que me prepararían para poder resolver los problemas reales del negocio usando las herramientas que yo había aprendido en la universidad. Cuando trabajé para la industria de las telecomunicaciones ocurrió lo mismo, era un neófito en ese ámbito, sin embargo los proyectos, las entrevistas con las áreas técnicas y administrativas de la telefónica, fueron formando en mi un cuerpo de conocimientos en el área de las telecomunicaciones que más adelante me convertirían en un buen líder de proyectos.

Cuando tenemos mucha experiencia en un área, nos volvemos muy propositivos y eficientes, pero también nos encajonamos en las experiencias que hemos tenido en el pasado y cuando hacemos nuestras propuestas solemos decir “esto funcionó en este otro proyecto, hagámoslo así aquí también…”. Pero cuando uno se enfrenta a un cambio de paradigma como el que experimenté cuando me involucré en el mundo de las artes, es cuando surge la humildad y apagamos el “piloto automático” para poner atención a cada necesidad del cliente. Nuestros colaboradores se convierten en nuestros maestros aun cuando el líder del proyecto eres tú y esto es una experiencia invaluable de conocimiento y colaboración.

Mi invitación para ti en este momento es que cualquiera que sea el proyecto en el que te vas a involucrar, lo hagas como si fueras un neófito en el negocio. Si conoces todos los detalles del negocio, de todas maneras asegúrate de conocer las necesidades más importantes del cliente. Si desconoces el negocio, entonces investiga, pregunta, colabora con todos los profesionales involucrados para entender perfectamente las necesidades y las costumbres del negocio antes de empezar a administrar el proyecto.

Fernando Valdez

 
© LiderDeProyecto.com - Todos los derechos reservados. "PMI" y el logo de PMI son marcas registras en los EUA y en otros países; "PMP" y el logo PMP son marcas registradas de certificación; PMBOK® es una marca registrada en los EUA y en otros países. CMMI® es una marca registrada en los EUA y en otros países por el Carnegie Mellon® Software Engineering Institute. UML® y OMG® son marcas registradas en los EUA y en otros países por el Object Management Group. Microsoft® es una marca registrada en los EUA y en otros países; Microsoft Office, Microsoft Excel y Microsoft Project son productos propiedad de Microsoft Corp. Enterprise Architect es un producto propiedad de Sparx Systems, Australia. RUP® es una marca registrada en los EUA y en otros países por IBM Corp.